viernes, 14 de agosto de 2009

¿Con que quedamos?



Mira, mira por donde... que después de tener el piso a la venta por internet durante meses y ya habiéndome olvidado de ello, llama un interesado a mi marido para comprarnos el piso! Yo no hace mucho que dije que me iba a la montaña para estar aislada de tanto barullo de coches, vecinos, críos... y resulta que cuando llega el momento sólo veo las ventajas de quedarme viviendo donde estoy. Resulta que todos los miembros de la familia estábamos de acuerdo en mudarnos a un lugar más tranquilo y cuando llega el momento de la verdad... de repente parece que los vecinos no están tan mal, que los niños no son tan maleducados, que nuestro piso es muy muy bonito (cómo no te lo vas a creer después de todos los elogios recibidos de los interesados compradores, su familia y sus amigos). Después de haberlos atendido a todos en respectivas visitas y de habernos sorprendido al día siguiente aceptando el precio que habíamos acordado sin rechistar...nos hemos vuelto a enamorar del que ha sido nuestro hogar los pasados 9 años y hemos decidido que nos lo quedamos para nosotros!
Debo añadir que la situación no está ahora para hacer cambios. Yo estoy sin trabajo y nadie puede asegurar que mi marido lo conserve. En este momento no creo que ningún banco nos concediera una hipoteca para comprarnos nuestra soñada casita con jardín. !Qué le vamos a hacer! Esta experiencia nos ha hecho valorar lo que tenemos en este momento... que no es poco!





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Por favor, sé respetuoso y se respetará tu opinión.