jueves, 26 de abril de 2012

¡Revitaliza tu pelo!


Acondicionadores para conseguir un pelo suave y brillante,  muy sencillos de preparar y muy económicos.

Dicen que para el pelo normal no hay nada como una mezcla de 2 cucharadas de gel de aloe vera con 1 de zumo de limón. Empapa el pelo con el preparado después de lavarlo y no lo enjuagues.
Si tienes cabello graso, prueba con el vinagre de sidra. Actúa como acondicionador y reduce la secreción de grasa.
Al cabello seco, le aplicamos un preparado hecho con un plátano maduro (de los de Canarias), una cucharadita de miel y 1 cucharada de aceite de almendra dulce. Aplícalo masajeando desde el cuero cabelludo hasta las puntas del cabello. Déjalo unos 30 minutos tapado con un gorro (o bolsa de plástico). Después enjuaga con agua abundante.

Si tienes pelo rizado y se encrespa a menudo, prueba de suavizarlo con aceites vegetales o aloe que aportan ingredientes que refuerzan y dan vigor al cabello.

Después de una aplicación, ya se nota el pelo más suave, aunque su uso continuado es el que hace que el nuevo pelo que crezca se vea aún más revitalizado.

 Lo importante en todo tratamiento es la constancia.

miércoles, 25 de abril de 2012

Anular citas con las amigas


Seguro que te ha pasado alguna vez algo parecido: planificaste con una amiga un día en un balneario y cuando faltan pocos días no tienes ningunas ganas de ir. No es culpa de tu amiga, ni de que no tengas ganas de pasar un día de relax, sino que no te encuentras bien contigo misma… estás baja de moral y no tienes ganas de hacer nada. Otro dilema: tu hermano, que en principio no iba a dar una fiesta de cumpleaños para tu sobrinita, al final decide organizarla y tú ya habías quedado para ir a cenar a casa de los vecinos. ¿Qué haces? ¿Anulas la cita?

Anular una cita, a veces, puede ser liberador

"Me encanta cuando se anulan algunas citas." Dicen algunas amigas y conocidas que he encuestado. Otra confiesa que ‘No sabes cuánto disfruto cuando se anula una cita y por ello tengo la noche libre para hacer lo que quiera en ese preciso instante’.  Le pregunto si eso ocurre a menudo. A lo que responde: ‘¡No!, y por esto es tan agradable cuando inesperadamente dispongo de un tiempo libre extra. Yo nunca anulo una cita, a no ser que me encuentre muy, muy mal.’

Sentirse rechazada

Marta me comenta que le duele que a última hora anulen una cita. ‘Yo siempre cumplo. A mi no me gusta que me dejen ‘plantada’ al último momento. Incluso ha habido gente que había quedado asistir a mi fiesta de aniversario y no se tomaron la molestia de llamar para decir que no venían. Para mí, esa persona comete una falta de respeto.’ Marta reconoce que se siente rechazada cuando una amiga  la llama de improviso diciendo que no puede quedar. La razón tiene que ser muy buena para que no se quede con ese sentimiento de rechazo que tanto la puede martirizar.  

Dolores piensa que es importante ser sincera a la hora de dar el motivo por el cual uno anula una cita. Es cosa de amigos ser sinceros y comprender el motivo por el cual la otra persona no puede cumplir. ‘Yo comprendo que a veces, si uno no está “de humor” prefiera quedarse en casa o hacer otra cosa y no tener que “hacer el papelito”.

La familia ante los amigos

Helena dice que por poco que pueda, siempre cumple con sus compromisos. Solamente si se encuentra muy enferma anula alguno. Y para ella, los acontecimientos familiares siempre tienen prioridad frente a los encuentros con los amigos. ‘Si inesperadamente se organiza algo para la familia y ya tengo una cita con los amigos, la anulo. Me siento obligada a ello… supongo me es lo que hacían mis padres y sigo haciendo yo!.  

¿Intentas pasar tiempo con tus amigas con regularidad?  ¿Se lo  toman mal si anulas uno de vuestros planes? ¿Qué significa la amistad para ti?


 

miércoles, 11 de abril de 2012

¿Debes renovar tu DNI o pasaporte? ¡Nunca fue más fácil!

Recuerdo la última vez hace diez años, cuando fui a renovar mi DNI y pasaporte la cola que había. Y esto que llegué a las 7 de la mañana pensando estar entre los 10 primeros. Era invierno y tuvimos que estar esperando con un frío que te helaba la sangre hasta las 9 h en que abrieron. Luego la espera dentro: con una calefacción demasiado alta y demasiada gente. ¡Qué agobio! A las 12 salí con mis documentos renovados y contenta de que al menos en 10 años no tuviera que volver!

Actualmente puedes solicitar hora a través de cita previa para DNI y pasaporte donde puedes pedirla para varias personas y puedes escoger entre las horas que quedan libres la que más te convenga. Yo pedí hora para las 12:15. Llegué a la hora exacta y fue como si me estuvieran esperando. Me atendieron de inmediato y al cabo de 30 minutos salía con mi DNIe y pasaporte renovados.

Si no sabes qué necesitas para la renovación mira aquí. Puedes buscar la oficina que te queda más cerca aquí.

Bueno, hay que reconocer que algo ha mejorado en palacio en los últimos años... y las cosas (al menos el DNI y pasaporte) ya no van tan despacio!!