lunes, 13 de mayo de 2013

¿Sabes la diferencia entre pan de harina blanca, integral y de cereales?


Sabemos que uno lleva más fibra que otro y que uno lleva varios cereales, pero ¿qué beneficios aporta cada uno a nuestro organismo?
Harina blanca
Hasta no hace mucho, el pan más vendido era el que se elaboraba con harina blanca.

¿Qué es la harina blanca? Se trata de harina de trigo que, al ser muy procesada, queda un polvo muy fino y blanco con el que se elaboran alimentos con texturas muy esponjosas y agradables al paladar.

¿Qué nos aporta la harina blanca? Principalmente almidón(un carbohidrato), algunas vitaminas y proteínas y bastantes calorías. Esto ocurre porque la parte más nutritiva del cereal (tanto el salvado como el germen de trigo), se desechan durante el proceso de refinafo de la harina.

A menudo, por esa falta de nutritivos importantes, la harina blanca se ‘enriquece’ con ingredientes para mejorar su consistencia, durabilidad o sabor que hace que el resultado final no tenga mucho que ver con el producto natural (trigo) que fue su ingrediente de partida.

Al ser una harina fácil de digerir, nuestro organismo transforma muy fácilmente sus carbohidratos en azúcar. Esto eleva los niveles de glucosa y el riesgo a sufrir problemas de colesterol, sobrepeso o cardiovasculares aumenta.

digerida lentamente, acrecentando la sensación de saciedad (lo que es bueno para cuidar el peso) y repercutiendo de menor forma en los niveles de glucosa.

 Harina integral

El pan integral elaborado con harina de trigo no refinada (posee más salvado) sal, agua y levadura. Normalmente no se le añaden ingredientes 'enriquecedores'.

Este pan tiene  una gran cantidad de fibra dietética. El principal ingrediente es la harina de trigo no refinada (es decir, no perfectamente molida).

A veces, se mezcla la harina de trigo con otros cereales como puede ser centeno, avena, sésamo (etc.). El resultado es un pan de miga más consistente y de color oscuro.  Entonces se le llama pan de cereales.

¿Qué nos aporta el pan integral? Fundamentalmente una concentración de hidratos de carbono ( en forma de almidón) y mucha fibra dietética (unos  4 gramos por cada 100 de pan frente a los[ 2,2 gramos que lleva el pan de harina blanca).

Actualmente también se le añade salvado con el fin de aumentar aún más su concentración de fibra dietética.  Este tipo de pan contiene más vitamina B, más minerales (principalmente por el salvado) Cabe destacar que la inclusión de pan integral en la dieta es una fuente apreciable de vitamina B6, la cual ayuda a incrementar el rendimiento muscular y la producción de energía.

La grasa, predominantemente insaturada, se halla en una cantidad muy baja, entre el 1 y el 4% del peso del grano, excepto en la avena que es la que más concentración presenta (7%).

Muy indicado para personas que quieran perder peso por su poder saciador y por la fibra que aporta que ayuda a regular el tránsito intestinal. 
 
 
 
 
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Por favor, sé respetuoso y se respetará tu opinión.